cosas en las que me fijo y eso.

miércoles, marzo 19, 2008

QEPD Arthur C.Clarke. Greetings.


Bueno, es una lástima que sea precisamente por esta noticia que vuelva a escribir en el blog. Arthur C. Clarke, el increíble escritor, acaba de morir. Tenía 90 años y vivía en Sri Lanka, donde s dedicaba a bucear. Fue uno de los grandes escritores de ciencia ficción. A mí me encantaron varias de sus novelas. 2001, la que fue la inspiración para la genial película de Kubrik, Rama, una maravilla que nos enfrenta a la certeza de la vida extraterrestre y claro, el fin de la infancia. Yo soy fanático de sus palabras. Tengo un libro que se llama Greetings, carbon based bipeds, con una recopilación de sus artículos y varios ensayos, que da una buena perspectiva de la fascinante mente que tenía debajo del cráneo. Lo recomiendo mucho.
Arthur C. Clarke fue una de las grandes mentes del siglo pasado y un orgullo para quienes formamos parte de la raza humana. Me parece una buena oportunidad para releer algunos de sus trabajos. Y bueno, qué mejor que una de sus historias, para os que no están muy familiarizados con él. se trata de los nueve billones de nombres de dios. Patricio, de post hipnótico, tiene un post al respecto y un enlace para leerlo en línea. Muy recomendable.

4 comentarios:

Pablo Defendini dijo...

Ah, Clarke. Qué lástima que se fué, pero qué bueno que estuvo tanto tiempo aca entre los humanos, abriendonos los horizontes a como dé lugar.

Ad astra, Sir Arthur. Ad astra.

A propósito, el libro del que me recomendaste, Juanjo, The Light of Other Days, co-escrito con Stephen Baxter, se ha convertido en uno de mis favoritos, simplemente por la relevancia que trae a acontecimientos contemporáneos en cuanto a temas de privacidad.

juanjo junoy dijo...

pues qué bueno que te gustó ese libro, es muy interesante a pesar de que no sea escrito sólo por él. Y como dices, cuestiona mucho el asunto aquel de la privacidad, ¿verdad?

juanjo junoy dijo...

por cierto, si lees esto, ahñi te va otra recomendación que, aunque no habla tan directamente acerca de la privacía, sí se clava mucho en la onda de la inevitabilidad que, com van las cosas, está muy cerca de la privacidad. Jeje. Es de Kurt Vonnegut, se llama Timequake.

Pablo Defendini dijo...

Uuu, fino. Hace tiempo que no leo a Vonnegut. Gracias!

ShareThis