cosas en las que me fijo y eso.

martes, noviembre 18, 2008

After Dark, de Murakami, de mí mismo.


Ya he hablado en una ocasión anterior de los libros que he leído de este escritor japonés que tanto me gusta. Ahora leí el último libro que sacó y el segundo que leo de él traducido al inglés. Me causó una profunda impresión. Es de esos libros que hacen que me den ganas de escribir de nuevo. Bueno, tampoco es que haya escrito mucho, ¿verdad?

Se trata de la historia de una noche en Tokio. La historia de la relación entre dos hermanas y cómo las expectativas que los demás ponen en nosotros pueden llegar a convertirse en enormes losas como la que cargó el pípila ( me suena familiar, jeje). Una de las hermanas, la mayor, es la hermosa, la bella, la que todos quieren y en la que todos ponen sus esperanzas. Al mismo tiempo es la más débil, la que es alérgica a todo, la que hay que cuidar al máximo. La otra hermana es la que es despreciada, la no tan bella, la fuerte.

La noche es el momento en el que todos los sentimientos, las pasiones y la filosofía se apropian de nosotros. Es cuando bajamos las defensas frente a la inminencia del sueño, cuando caminamos entre la podredumbre, la violencia, los instintos sueltos. Tam iés es cuando se forjan las amistades, cuando las confidencias se apoderan de la lengua y le confesamos nuestros secretos más íntimos a cualquier desconocido.

La acción ( si es que se le puede llamar acción a esto) comienza en un Denny`s, a media noche, cuando los trenes ya no salen a los suburbios y todos se encuentran atrapados en la ciudad. Nuestra protagonista, Mari Asai, conoce a un trombonista, a la ex luchadora que administra un Love Ho ( love hotel, de los que tan famosos son en Japón), a una prostituta china y a una pandilla de gatos ( siempre hay gatos en las novelas de Murakami, ¿qué significan?). Es una novela muy profunda, como la maoría de Murakami, donde las dos hermanas encuentran, en la profundidad del sueño, lo que en realidad las une. Me gustó mucho. Tal vez no me parece la mejor de las novelas de Murakami pero creo que es una buena experiencia leerla. Y a mí se me queda en el cerebro y en el corazón la relación con mi hermano. Tan parecida a ésta...

No hay comentarios.:

ShareThis