cosas en las que me fijo y eso.

lunes, mayo 15, 2006

arroz geneticamente humanizado


Esto sí que me asustó.
Lo ví en el país y se trata de una compañía gringa que acaba de anunciar la creación de un arroz modificado genéticamente que incluye genes humanos. Y lo peor de todo es que se trata de un alimento creado para los niños. Tienen uno con propiedades antidiarréicas y otro que quieren utilizar para las fórmulas lácteas infantiles.
Yo no sé mucho de esto pero, independientemente de que le tengo un poco de desconfianza a los alimentos transgénicos, me parece que es el principio de lo que le pasó a las vacas antes de volverse locas: comenzaron a consumir alimento con componentes de su misma especie y las proteínas se enfermaron de esquixofrenia o una cosa así [ encefalopatía bovina espongiforme, si no mal recuerdo]. Lo peor del asunto es que me parece que va a ser imposible detener la ola de invenciones que vienen en este mismo sentido [ y las que ya hay pero no nos hemos enterado ni nos enteraremos].
Me parece que una de dos: o evoilucionamos como seres al modificarnos genéticamente a nosotros mismos o nos extinguiremos con una proteína mal colocada en un grano de frijol, de arroz o de lo que ustedes gusten y manden.

Nota: la imagen que acompaña este "post" es la visualización del mapa genético del arroz. La neta no sé cuáles cuadritos son los humanos pero debe haber unos más sucios que los demás. Son esos.

2 comentarios:

patricio lopez dijo...

La pregunta más dificil de contestar es sí es correcto crear transgénicos si estos nos permiten mejorar la calidad de vida de los seres humanos. Pues dado que el ser humano ya no se aparea exclusivamente por un instinto biológico de selección natural, y que ya no solo sobrevive el más fuerte, sino además el que más tecnología posee ¿hasta que punto el hombre moderno es un ser "natural"?

Escribo esto con plena conciencia de que mi existencia en este planeta es producto de la pura chiripada de haber nacido en un siglo con el desarrollo médico suficiente para ayudar a mi mamá a dar a luz. Es por eso que me llama tanto la atención cuando se critica a ciertos avances científicos - lo cual no significa que no entienda las consecuencias nocivas y la avaricia detrás de muchos de ellos. Simplemente se me ocurre que en el pasado se pudo haber hecho la misma crítica a la invención de los antibióticos o las encubadoras para bebes. Se habría criticado tecnologías que producirían gérmenes cada vez más dañinos, y que permitirían que la raza humana hasta el fin de los tiempos, heredara incontables malestares genéticos, cánceres y demás, por saltarse el proceso eugenésico de la naturaleza.

Creo que el debate es fascinante, y nos va a dar muchisima lata durante este siglo. Lo cierto es que hace falta el desarrollo de una nueva ética médica que aclare las cosas, pues el viejo modelo parece ya no poder sostenerse.

juanjo junoy dijo...

Creo que tienes razón en cuanto a la importancia que han tenido la infinidad de avances tecnológicos que nos han permitido estar donde estamos sion necesariamente morirnos a los treinta y ocho de no sé qué enfermedad sencillísima de combatir de acuerdo las recomendaciones del tal Pasteur.
Yo no necesariamente estoy en contra de los transegénicos y de los avances en cuestión de investigación, hasta con las famosas y nunca bien ponderadas células madre me siento cómodo, pero tampoco creo que el hecho de meternos ya con nuestros propios genes combinados en los alimentos que consumimos sea lo mejor.
No sé, a lo mejor es un miedo atávico.
Tampoco estoy tan seguro de que el hecho de criticar una tecnología en específico signifique estar en contra de todas. Pero igual, ¿verdad?
Y bueno, de que éste va a ser uno de los debates meas deliciosos por venir, de acuerdísimo

ShareThis