cosas en las que me fijo y eso.

miércoles, febrero 18, 2009

un viaje a través de cinco mujeres


Henning Mankell no me deja de sorprender. Y ahora, sus cinco mujeres me han dejado casi sin dormir. Se trata del sexto libro de la serie de novelas policiacas cuyo protagonista es Kurt Wallander, inspector de la policía de la ciudad sueca de Ystad. Como todos sus libros, se desarrolla en suecia pero los sucesos tienen que ver con algo que ocurre fuera de ahí, en África, y para ser mucho más precisos, en Argelia, donde cinco mujeres, cuatro de ellas monjas, mueren asesinadas por un comando guerrillero. La quinta mujer, una sueca, muere por error mientras duerme. Y esa muerte desencadenará una venganza al otro lado del mundo, el las frías tierras del norte de Europa.
Independientemente de lo interesante de la trama policiaca en sí, de los avatares de la investigación y de la lucha por los policías para resolver varios brutales asesinatos, lo que me llama mucho la atención es el personaje de Wallander. Más que en cualquier otro caso, nos encontramos con un detective que es un ser humano que a sus casi cincuenta años vive una seire de crisis personales que lo convierten en una persona como todos nosotros. A lo mejor es que a mi edad me identifico todavía más con él. Pero es estremecedor descubrirlo, quererlo, entenderlo y ponerse de su lado en todos esos momentos en los que duda de sí mismo, se siente profundamente culpable por lo que pasa o, simplemente, se sienta ahablar con un asesino y a comprender sus motivos aunque no los comparta.
También es una buena manera de entender a Suecia, de ver que no se trata de un país idílico donde todos viven bien y los refugiados políticos gozan de un estátus maravilloso. Las mujeres y sus relaciones con los hombres son el eje central de la trama. Y, nuevamente, es sorprendente darte cuenta de que aunque no pensemos en esos seres altos y rubios de las tierras frías como machistas igual que nosotros los de tierras calientes, en el fondo son así. Buena lectura aunque en esta ocasión sí recomiendo que para entrar a este mundo de Wallander uno pase por los demás libros primero: Asesinos sin rostro, los perros de riga, la leona blanca, el hombre sonriente, la falsa pista y éste: la quinta mujer.
Ah, por cierto, me acordé de otro escritor sueco que toca un tema similar en su libro: los hombres que no amaban a las mujeres: Stieg Larsson.

No hay comentarios.:

ShareThis