cosas en las que me fijo y eso.

jueves, octubre 22, 2009

Otra nariz aparte de la de Cyrano: la de Trencom.


Hay muchas novelas que son ideales para leerlas entre dos otras novelas más exigentes en cuanto a lenguaje y pensamiento. Esta de La nariz de Edward Trencom es genial. En la onda de PG Woodehouse y de Tom Sharpe, Giles Milton ( que quién sabe quién sea) escribe una novela divertida, absurda, llena de humor negro y de todos los elementos que debe tener un best seller que se precie de ello aunque no lo sea ( ya saben: la clásica historia de misterio donde hay señales ocultas, claves, papeles familiares antiguos, personajes de sombras largas que siguen al protagonista por la ciudad, secretos ocultos durante generaciones que el hallazgo porovidencial de unos papeles saca a la luz, iglesias y cámaras ocultas, luchas revolucionarias y sobre todo: una nariz. La famosa nariz de los Trencom, vendedores de quesos por generaciones.
¿Qué más les puedo decir? Un libro, el último que leí, que es delicioso para estar junto a la alberca, embadurnado (a) de aceite de coco y escuchando algo así como los éxitos de los ochenta en versión remix. Jeje.
¿Alguien quiere un poquito de queso?

No hay comentarios.:

ShareThis